¿Cómo conectar varios monitores a tu notebook?

¿Cómo conectar varios monitores a tu notebook?

Una pantalla no siempre es suficiente. Tener varios monitores te da un campo visual más amplio y cómodo en muchos casos, desde organizar múltiples software en diferentes escritorios para trabajar de forma más eficientes hasta mejorar tu velocidad de respuesta como gamer y que nadie se explique cómo juegas tan bien.

Sea cual sea tu caso, hay que empezar por configurar las pantallas adicionales que necesitas, y aquí encontrarás una breve guía para ayudarte en el proceso.

¿Cómo conectar un monitor externo a tu notebook?

En el caso que solo necesites un monitor PC adicional, el procedimiento es bastante fácil. Solo tienes que conectar el cable del monitor, que generalmente será HDMI, Display Port o VGA (en los modelos antiguos), al puerto correspondiente en tu notebook.

Ejemplo: 

  • De HDMI a HDMI.
  • De Display Port a Display Port.
  • De VGA a VGA (para equipos antiguos).

Si tienes Windows 10 o superior, lo normal es que tu laptop detecte enseguida la segunda pantalla y se abra el menú “Proyectar” en la esquina inferior derecha. Aquí podrás elegir entre varias opciones:

  • Puedes proyectar únicamente la pantalla de tu laptop, haciendo clic en la opción “Solo pantalla de PC”.
  • Puedes “Duplicar” la pantalla, para ver el mismo contenido en ambos monitores.
  • El modo “Ampliar” te permite usar tu notebook con escritorios independientes, uno en cada monitor. Esta es la opción más útil cuando quieres ejecutar más de un software al mismo tiempo, y ver cada uno en un escritorio distinto.
  • La opción “Solo segunda pantalla” desactiva el monitor de tu laptop, dejando activa únicamente la pantalla del monitor externo.

Si el menú no se abre solo, simplemente debes ir a Configuración de Windows – Sistema – Pantalla, y elegir la configuración que necesitas.

¿Cómo conectar dos monitores a una laptop?

Cuando se trata de configurar varios monitores, hay dos escenarios posibles. El primero es que todas las pantallas que quieres configurar sean compatibles con los puertos de tu laptop: HDMI a HDMI o Display Port a Display Port. Siendo así, nada más tienes que conectar los cables como se detalló en el punto anterior.

En el segundo escenario, imagina que quieres tener varios monitores gaming conectados a tu notebook, pero no tienes suficientes puertos compatibles.

Ejemplo 1: 

Supón que tienes un puerto HDMI y un Display Port en tu notebook, pero tienes dos monitores con HDMI.

En este caso, necesitarías ampliar el número de puertos HDMI para poder conectar ambos monitores. La manera más fácil de hacerlo es con un adaptador de Display Port a HDMI. De esta manera, puedes usar el puerto Display Port que ya tiene tu notebook.

El cable HDMI del monitor irá conectado al adaptador, y la señal será “interpretada” por el dispositivo para que se pueda distribuir en el monitor. Una vez resuelto el obstáculo, podrás configurar ambas pantallas  desde Configuración de Windows. 

Ejemplo 2:

Otro caso común es cuando tienes un monitor VGA, pero tu notebook solo tiene puertos HDMI. Este es un problema frecuente cuando tu modelo de monitor/notebook es antiguo, como se mencionó antes, ya que la mayoría de los modelos actuales utilizan HDMI y Display Port.

¿Qué hacer en estos casos? Un adaptador HDMI a VGA convertirá la señal para que la imagen pueda distribuirse en tu monitor VGA. No obstante, toma en cuenta que un adaptador HDMI a VGA no transformará la calidad de la imagen final.

HDMI es un formato de imagen digital (alta fidelidad, mientras que VGA es un formato de señal análoga y susceptible a interferencias. Por eso, que vas a experimentar una pérdida de calidad cuando veas el contenido en tu monitor, incluso si tu notebook tiene una calidad de imagen mucho más alta.

¿Cómo conectar varios monitores a una notebook?

En el tercer caso, puede que necesites configurar más de dos monitores gaming o pantallas externas para tus actividades diarias. Si tienes suficientes puertos, únicamente tienes que seguir los pasos ya mencionados:

  1. Enchufar el cable.
  2. Configurar el modo de pantalla.

La pregunta es: ¿qué hacer si no tienes suficientes puertos?

Dado el caso, necesitarás ampliar la cantidad de puertos, pero esta vez será necesario usar un dispositivo que permita transmitir la señal de una fuente a múltiples pantallas.

Un Display Splitter es un aparato que viene con varias entradas y salidas, permitiéndote mostrar el contenido de una misma fuente en más de un monitor. Es necesario que te fijes en el tipo de entradas/salidas que necesitas, ya que algunos son 1×3 (una entrada, tres salidas), mientras que otros son 3×1 (tres entradas, una salida).

Para no cometer errores, ten presente que el primer número corresponde al número de entradas. Además, habrá que fijarse en que las entradas/salidas sean compatibles con las que tiene tu laptop.

La desventaja de los Display Splitters es que todas las pantallas mostrarán lo mismo. En otras palabras, solo estarás redistribuyendo el contenido de la fuente primaria. Además, hay casos en los que este método no funciona por las políticas de protección anticopia (HDCP). Tendrás que asegurarte primero de que el dispositivo puede pasar la prueba HDCP, leyendo el instructivo o la información en la caja.

Monitor nuevo vs. adaptador: ¿vale la pena tomarse tantas molestias?

Configurar un monitor PC externo es fácil cuando hay compatibilidad y el número de puertos suficientes para tus necesidades. Las complicaciones aparecen cuando tienes un dispositivo no puede ofrecerte las prestaciones que buscas.

Si bien, puedes usar un adaptador como se explicó a lo largo de este artículo, no está de más preguntarse si vale la pena. Por ejemplo, un notebook gamer de última generación tendrá puertos HDMI y Display Port, además de una pantalla con tasa de refresco de 144hz o superior. La tasa de refresco es lo que te permite disfrutar de una imagen nítida, sin desenfoques. Siendo así, para tener la mejor experiencia de juego posible, te conviene un monitor con los mismos puertos y una tasa de refresco equivalente.

Para muestra, un botón: el monitor Acer Gamer Curvo de 240hz viene con puertos HDMI y Display Port, resolución Full HD y una pantalla de 31,5 pulgadas para un experiencia envolvente.

En resumen, evalúa tus necesidades y prioridades. Tal vez sea más económico conseguir un adaptador, pero tendrás que lidiar con la mala calidad de imagen (cuando conviertes a VGA o cuando el monitor está por debajo de los 144hz). En caso de comprar un Display Splitter, solo podrás ver el mismo contenido en todas las pantallas, y asumir el riesgo de que no funcione como esperas.

Ahora, si prefieres un monitor moderno, con una calidad de imagen ultra realista, colores vívidos, puertos compatibles y tasa de refresco de 144hz o más, consulta nuestro catálogo para elegir el monitor Acer que necesitas. Así, te puedes olvidar de encontrar un adaptador que funcione, porque todo será tan fácil como enchufar un cable.

Te podría interesar

Festigame 2022: ¿Qué se puede hacer en este festival?

Si eres un amante de los videojuegos, entonces